Saltar al contenido
Trilogía Conciencia de Dios

Guías álmicos

29 enero, 2020
Guías álmicos

¿Qué es un guía álmico? Un guía álmico es aquel que se encarga de guiarte para encarnar en el reino humano, te ayuda en los proyectos de vida, te aconseja y te acompaña en todos los procesos necesarios para llevar a cabo cada encarnación y que todos los tiempos y experiencias estén totalmente sincronizados con los proyectos de vida de tu familia de luz.

Los guías aparecen en tu existencia como alma después de que el guía instructor haya acabado tu formación y estés instruida para empezar tu camino en el reino humano. Estos son elegidos por tu guía instructor sabiendo tu misión de vida, de hecho los conoces antes de saber que van a ser tus guías durante tu instrucción como alma.

Tanto los guías álmicos como los guías espirituales suelen ir en parejas, ya que cada alma que realiza su función tanto de guía espiritual como álmico tienen la sabiduría en todos los casos que necesitas experimentar en tus encarnaciones en el reino humano. Uno se encarga de unos casos y el otro guía de los otros.

Para llegar a la misión de guía álmico es necesario pasar por las experiencias que te lleven a despertar la conciencia necesaria para poder realizar tu misión, pasando por las experiencias de karma y crearte egos más duros para poder luego transmutarlos y comprender que es necesario vivirlo así para luego poder guiar primero como guía encarnado, luego experimentar como guía espiritual y por último ya estar realizando tu misión como guía álmico.

Los guías álmicos se encargan de crear tu proyecto de vida reuniéndose con los otros guías de tu familia de luz para sincronizar los proyectos de vida. También se encargan de acompañarte al tribunal kármico en tu fase de encarnaciones de crearte egos y karma y hacerte comprender que tus acciones en esa fase son necesarias y a la vez te hacen crecer mediante la comprensión de que los egos opacan las virtudes del alma.

Una vez transmutados los egos y el karma que te has creado, los guías empiezan a dejarte participar en el proyecto de vida en las decisiones que solo incumben a tu vida personal, como el nombre, el género, la edad a la que vas a desencarnar y otros aspectos que solo afectan a tu proyecto de vida.

Cuando ya has transmutado todas las experiencias densas a través del karma, empiezas a trabajar para despertar el estado de conciencia de Iluminación para poder realizar encarnaciones como guía encarnado.

Cuando tienes las experiencias suficientes como para dejar la fase de guía encarnado y empiezas la fase de guía espiritual es la experiencia que más se le parece a la de guía álmico. Es entonces cuando empiezas a ver las experiencias que comparte un alma con todos los vínculos de la familia de luz y es cuando observas para aprender los vínculos que puedes realizar en los proyectos de vida en cada aprendizaje que tiene que aprender el alma.

Cuando realizas ya tu misión álmica lo primero que aprendes con tus guías álmicos a crear energías de proyectos de vida antes de coger un alma para guiarla. Y cuando tus guías te ven preparada como guía álmico un guía instructor se pone en contacto contigo para que puedas guiar a un alma para introducirse en el reino humano. Cuando tus guías álmicos te presentan a otro guía para que compartáis la misión de guiar a esta alma.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
ArabicBasqueCatalanChinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish